El stalkerware ¿Me están espiando? ¿Cómo identificarlo?

Cada vez es más común que padres y madres regalen a sus hijos un smartwatch o reloj inteligente con rastreador GPS, por seguridad de los pequeños y mayor tranquilidad de los padres. También existe la posibilidad de instalar en el teléfono de nuestros hijos una aplicación de rastreo para controlar sus movimientos, pero desde hace algún tiempo se ha extendido la mala “moda” de controlar a la pareja (por su puesto sin su conocimiento) a través de aplicaciones móviles de espionaje denominadas stalkerware, de hecho en los últimos meses la demanda de estas aplicaciones y las de denuncias personas que creen estar siendo espiadas ha crecido considerablemente.

Aunque en un principio, esta nota no tenga una estrecha relación con esta web, cabe destacar que este tipo de aplicaciones pueden tener su lado bueno si se aplican con buena intención, como puede ser para saber dónde están nuestros hijos, siempre que sean menores de edad, o una persona mayor con problemas de salud: demencia, Alzheimer, etc. Aunque este artículo lo vamos a afrontar desde el espionaje a la pareja.

¿Tu teléfono está actuando raro? ¿Su cónyuge o pareja se ha quejado de que está pasando demasiado tiempo en un lugar determinado aunque nunca lo haya mencionado? Puede ser que hayan traicionado tu confianza instalando stalkerware en tu teléfono. Averigua qué es stalkerware, cómo funciona y qué hacer si sospechas que alguien te está espiando.

¿Qué es el stalkerware?

Stalkerware (o spyware) es una aplicación o software de espionaje que se utiliza para permitir que otra persona rastree su dispositivo. Por lo general, se instala sin el consentimiento o el conocimiento del usuario. En la mayoría de los casos, el acosador y la víctima tienen una relación cercana, y la víctima no sospecha que está siendo espiada. Tales aplicaciones pueden ser utilizadas por los padres para monitorear a sus hijos, los empleadores para rastrear a sus empleados, y los cónyuges inseguros para verificar a sus parejas.

Tipos de stalkerware

Stalkerware puede dividirse en dos categorías: spyware dedicado del que abusan los usuarios cotidianos y aplicaciones de “doble uso”, que son accesibles para cualquiera en tiendas de aplicaciones legítimas y bien conocidas.

Spyware dedicado

El primero suele anunciarse abiertamente como spyware, puede costar hasta un par de cientos de euros, y da a los acosadores acceso completo al dispositivo de la víctima. Con una aplicación así, sí pueden:

– Rastrea la ubicación de la víctima.

– Lea sus mensajes de texto, incluso en aplicaciones de mensajería como WhatsApp, Messenger y Skype.

– Ver su historial de navegación.

– Acceda a su galería de fotos.

– Haga grabaciones de audio de fondo.

Estas aplicaciones también pueden funcionar en “modo oculto”, lo que significa que la víctima no verá la aplicación en su teléfono o en su configuración. Sin embargo, transmitirá secretamente toda su información personal al acosador.

Aplicaciones de’doble uso’ utilizadas como stalkerware

El spyware avanzado suena bastante aterrador, aunque no deberíamos descartar las aplicaciones de “doble uso”, ya que son gratuitas, se instalan fácilmente y existe la posibilidad de que la víctima ya las tenga en su teléfono. Por ejemplo, puede ser una versión preinstalada de’Find My Friends’ o’Google Maps’ de Apple.

Las aplicaciones de ‘doble uso’ pueden disfrazarse de algo más, como una aplicación que encuentra puntos de acceso Wi-Fi cercanos. La víctima podría descargarlo accidentalmente y sin su conocimiento estar transmitiendo su ubicación en tiempo real. (Estas aplicaciones suelen tener limitaciones y sólo pueden revelar tu ubicación, pero no dan acceso a tus mensajes o fotos). Al igual que el spyware avanzado, también es difícil notar la actividad al estar ocultas estas aplicaciones.

Hombre telefono control pareja_Que es el stalkerware

¿Por qué el stalkerware da miedo?

Su privacidad es violada

Si alguien ha instalado stalkerware en tu dispositivo y lo está usando para rastrearte, está violando tu privacidad y tu seguridad física. Usted nunca dio su consentimiento a esta persona, y nadie debería tener acceso a esta cantidad de información personal. Tampoco sabes lo que esa persona podría hacer con tus datos o dónde van a terminar. Pueden chantajearte o usar tu ubicación en vivo para seguirte por la noche. Si el acosador es alguien cercano, también está violando fundamentalmente su confianza.

Los acosadores no son castigados

Hay pocas leyes, si es que hay alguna, para castigar a los acosadores que usan spyware, especialmente si la víctima comparte voluntariamente sus contraseñas. El spyware para controlar a los niños o a los empleados no es ético, pero no ilegal, y utilizarlo para espiar a los cónyuges o parejas no cambia eso.

Las aplicaciones de spyware no se preocupan por sus datos

Además de las violaciones de privacidad y de saber que alguien tiene acceso total a su dispositivo, también tiene que preocuparse por los hackers que puedan acceder a esos datos. Los hacktivistas han empezado a centrarse en la industria del spyware para mostrar lo fácil que es piratear estas empresas.

Al igual que tu acosador, los proveedores de aplicaciones también tienen acceso a toda tu información; sin embargo, la almacenan en servidores que pueden o no ser seguros. Imagínese que sus textos e imágenes privadas son accesibles no sólo a su acosador sino a cualquier persona.

Nadie más puede protegerte excepto tú

Es difícil defenderse de estas aplicaciones. Pueden utilizarse en modo oculto y no todos los antivirus los detectan. Además, las tiendas de aplicaciones no siempre muestran las aplicaciones que aparecen en sus plataformas, lo que hace que las aplicaciones maliciosas sean fácilmente accesibles para cualquier persona.

Los fabricantes de teléfonos tampoco parecen creer que estas aplicaciones planteen problemas de privacidad y seguridad, por lo que aún no han implementado notificaciones que indiquen actividad de aplicaciones en segundo plano o permisos de acceso inusuales.

¿Cómo protegerse del stalkerware?

– Nunca comparta sus PIN o contraseñas con nadie, incluso si es su cónyuge. Si puede utilizar una combinación de PIN, 2FA y sus datos biométricos (huellas dactilares o reconocimiento facial), hágalo. Esto hará que sea más difícil para cualquier persona entrar en su dispositivo.

– Familiarícese con las técnicas de phishing. Los acosadores conocedores de la tecnología que utilizan programas espía más avanzados pueden engañarte para que descargues una aplicación. Con algunos, basta con hacer clic en un enlace malicioso o descargar una imagen enviada a través de texto o medios sociales. Esto podría ocultar software malicioso y le dará al acosador acceso remoto a su dispositivo.

– No root o jailbreak en su teléfono, ya que esto lo hace más vulnerable. Si un acosador tiene acceso a un dispositivo de este tipo, puede manipular fácilmente su software, obtener acceso remoto o instalar aplicaciones desde tiendas de aplicaciones no autorizadas;

– No descargue aplicaciones de aspecto sospechoso. Podrían ser aplicaciones de “doble uso”, que pueden utilizarse para realizar el seguimiento;

– Actualice regularmente su software, ya que algunas actualizaciones borrarán (o desactivarán) aplicaciones de tiendas no autorizadas;

– Use un antivirus.