El control parental… para qué sirve

¿Qué es el Control Parental?

El control parental es un software (programa para ordenador o aplicación para teléfono móvil) que ayuda a los padres a filtrar, monitorear y controlar la actividad de los hijos e hijas cuando están conectados a Internet.

El software de control parental es una herramienta para ayudar a mantener a sus hijos a salvo del contenido en línea peligroso o inapropiado que pueden no ser seguros para ellos, bloqueando la visualización de contenidos específicos cuando su hijo navega por Internet, o simplemente permitir el acceso a los sitios web que seleccione, además de ocultar el contenido para adultos y pornográfico para que no aparezca en los resultados de búsqueda o limitar el uso que su hijo hace del dispositivo.

Razones por las que su familia necesita controles parentales

¿Eres el padre de un adolescente o un niño o niña pequeño que usa internet? Si es así, ¿su ordenador e Internet están protegidos con controles parentales? Si no es así, esto es algo que te interesa. Aunque muchos niños pueden usar Internet sin encontrarse con ningún problema, el acoso en línea o la posibilidad de caer en manos de un depredador o manipulador en línea existe realmente.

¿Dejarías a tu hijo o hija a las 4 de la madrugada sola en la calle?

Puedes dejar a tu hijo e hija a las cuatro de la madrugada caminar sola por la calle, y puede que no le pase nada, pero el riesgo de que sufra algún percance o caiga en manos desconocidas es muy alto… pues una situación parecida es cuando tus hijos navegan solos por Internet y sin control parental, ¿de verdad que estás dispuesto a arriesgarte?

La principal razón por la que debes usar el control parental es para proteger a tus hijos cuando están en línea. Aunque existen muchos tipos de controles parentales, la mayoría tienen como finalidad bloquear sitios web que no deseas o crees conveniente que vean tu hijo. Es decir, si hay alguna red social que no quieres que visite tu hijo puedes bloquearla fácilmente.

La mayoría de los controles parentales, tanto para Smartphone como para ordenadores son fácilmente instalables, los propios programas te explicarán paso a paso como debes hacerlo.

Muchos padres y madres optan por no instalar el control parental, porque piensan, erróneamente, que limitará su propio uso. Los controles parentales permiten configurar una contraseña para anular las restricciones de acceso a cualquier sitio web que le gustaría acceder.

Dado que los controles parentales a menudo son gratuitos o muy asequibles, fáciles de instalar y una buena manera de mantener a los nuestros niños seguros, debe usarlos. Sin embargo, antes de tener una falsa sensación de confianza, debe tener en cuenta que ningún control parental u opciones de filtrado son 100% efectivos, y muchos adolescentes según van creciendo van adquiriendo un conocimiento avanzado de la informática, en muchos casos por encima de la de sus progenitores o tutores, y es posible que aprenda cómo sortear los controles parentales, incluso sin conocer la contraseña, por ello que es conveniente revisar periódicamente el ordenador o el teléfono móvil.

¿Para qué sirve el control parental?

Aunque no seamos conscientes de ello, por haber llegado a la actual era digital poco a poco, los niños de hoy en día no han conocido una sociedad en la que no existiera Internet y por lo tanto para ellos resulta muy complicado imaginarse el día a día sin estar conectado a la red de redes o a las cada vez más numerosas redes sociales, de hecho, muchos de los pequeños y pequeñas, en su día a día, pasan más tiempo frente a una pantalla que haciendo cualquier otra actividad.

Muchos padres y madres hablan con sus hijos sobre los límites del tiempo que están conectados y de las precauciones que deben tomar en la red, pero resulta muy difícil controlar que hacen durante ese tiempo, que ven o incluso quién pude estar al otro lado.

En un mundo ideal, como aconsejan los expertos (que seguramente no tienen hijos) el padre o la madre debería estar junto a sus hijos el tiempo que pasen conectados a Internet, pero esto en la mayor parte de los casos es prácticamente imposible, y es aquí donde los programas y aplicaciones de para el control parental pueden ayudar a los padres y madres a desarrollar la cada vez más importante y necesaria supervisión de lo que hacen los hijos e hijas mientras están conectados.

Además, en muchos hogares existe una importante brecha digital en la que los pequeños y pequeñas de la casa saben mucho más que sus progenitores o tutores, una situación que viene a complicar aún más el control.

¿Dónde se puede utilizar el control parental?

Principalmente hay cuatro espacios donde se puede activar el control parental o sistemas de bloqueo de lugares indeseados:

Proveedor de Internet: puede configurar filtros para ayudar a bloquear el acceso a contenido inapropiado en cualquier dispositivo que se conecte al WiFi de su hogar.

Operador móvil: los filtros a menudo se configuran automáticamente en los contratos móviles, pero puede verificar con su proveedor.

Dispositivos: muchos dispositivos tienen configuraciones de control parental, por ejemplo, para ayudar a restringir el gasto en aplicaciones o deshabilitar las funciones de ubicación.

Servicios en línea: sitios como YouTube, Neflix o HBO tienen configuraciones de control parental para ayudar a restringir el acceso a contenido inapropiado.